blog O2 siguenos en facebook siguenos en twitter siguenos en pinterest
Publicación Digital wellnessclass

 

 


Baño termal para el estrés

Beneficios desestresantes de las aguas termales

FuenteINNATIA

 

Existen terapias alternativas que combaten el estrés, y una de ellas es el baño termal. Las aguas termales presentan beneficios naturales desestresantes. 

Si bien las aguas termales tienen muchas propiedades medicionales, es importante recalcar los beneficios desestresantes que tiene el baño termal

Este aporta al organismo sustancias naturales que logran relajar el cuerpo de forma natural.

Beneficios desestresantes de las aguas termales

 

  • Si bien cada agua termal tiene sus características propias y composición específica, en general estas brindan un efecto sedante, que actúa sobre el sistema nervioso, relajándolo.
  • Este efecto de las aguas termales sobre el sistema nervioso, favorece la liberación de endorfinas, hormonas que brindan placer y bienestar.
  • Por otra parte, las aguas termales te ayudan a depurar el organismo liberándolo de toxinas que, a su vez provocan un efecto relajante sobre el cuerpo.
  • Este beneficio anti estrés también actúa reduciendo la aparición de otras enfermedades como la psoriasis, artritis, etc; en la cuales el estrés tiene mucha influencia.

 

Las aguas termales son sumamente beneficiosas para la salud en general, y actúan contra el stress negativo o distrés, lo cual reduce un factor de riesgo en la salud importante. 


El estrés puede ser muy perjudicial para la salud y para la vida, por ello que mejor que encontrar alternativas diferentes como los baños termales, donde no sólo te sentirás más relajado, sino que podrás aprovechar todas sus ventajas sobre la salud.


Ten en cuenta que, en ciertas circunstancias las aguas termales se encuentran contraindicadas, por ello antes de utilizarlas, debes consultar con tu médico.

 

 

Terapia con chorros a presión, un alivio para los músculos

VITÓNICA. Alimentación, deporte y salud
 

El poder del agua a la hora de tratar dolencias musculares es algo que no podemos pasar por alto. En infinidad de ocasiones hemos hablado de la importancia y beneficios que la hidroterapia tiene en nuestro organismo. A pesar de todo, todavía hay muchas personas que siguen confundiendo duchas con chorros de agua terapéuticos. Por ello queremos ver las diferencias y los beneficios que nos brinda esta terapia que cada vez está siendo más utilizada en medicina deportiva.
 
La principal diferencia que existe entre los chorros y la ducha es que el agua en la ducha sale por diferentes orificios, perdiendo así parte de su presión. En los chorros el agua sale solo por un agujero conservando así toda su presión y consiguiendo que la repercusión en nuestro cuerpo sea mayor. Los tratamientos con chorros están muy demandados en lesiones musculares externas, pero no solamente sirven para recuperar de forma más externa, sino que los efectos internos son altos.
 
Si utilizamos los chorros en las piernas actuaremos en los órganos inferiores del cuerpo como la vejiga y el intestino. Si lanzamos los chorros en el pecho y la espalda, lograremos incidir en los pulmones, el corazón, el hígado… Además, a esto debemos sumar las diferentes maneras de aplicar los chorros, y es que el agua caliente, y los movimientos ascendentes y descendentes son muy buenos para aliviar tensiones de algunas partes del cuerpo como la espalda en su totalidad.
 
A la hora de aplicar los chorros tenemos diferentes maneras de hacerlo, y es que dependiendo del grado de la dolencia que vamos a tratar aprovecharemos de una u otra forma la fuerza del agua. En primer lugar para dar un simple masaje relajante en una determinada zona lo que haremos será aplicar un chorro sin presión que nos ayudará a aliviar tensiones. En el caso de contracturas o afecciones mayores en zonas lo que haremos será aplicar un chorro a presión que se suele hacer con una manguera y debe ser aplicado por profesionales que controlen las diferentes partes del cuerpo. Una tercera forma de dar masajes con agua es hacerlo con chorros sumergidos que generarán en una piscina una serie de corrientes que aplicarán masajes en nuestro cuerpo.
 
Es importante que tengamos esto en cuenta a la hora de decantarnos por este tipo de tratamientos con agua. Nunca nos dejemos confundir por muchas opciones que nos proponen el uso de duchar relajantes, ya que el sistema de chorros es uno de los más completos que existe.

 

 

Los beneficios de la hidroterapia

Recomendaciones de los especialistas de la Asociación Española de Wellness Spa
CMD Sport. E.J. Martín. 06.06.2014

 

Los efectos saludables del agua unidos a la acción del contraste frío y calor provocan en nuestro cuerpo tanto beneficios físicos, como psíquicos y estéticos. Gracias a los tratamientos hidrotermales conseguimos una relajación muscular, mejorando así muchos tipos de dolencias. Los especialistas de la Asociación Española de Wellness Spa nos explican cómo la hidroterapia actúa sobre capilares, venas y vasos linfáticos. La fusión de temperatura y movimiento logra producir relajación muscular, sedación, disminución de las contracturas musculares y activación de la circulación.
 
Como nos explican los especialistas de la Asociación Española de Wellness Spa, “en un spa nos centramos en nuestro cuerpo, relajamos nuestra mente y conseguimos olvidarnos del estrés de nuestro día a día. Los efectos saludables del agua unidos a la acción del contraste frío y calor provocan en nuestro cuerpo tanto beneficios físicos, como psíquicos y estéticos. Gracias a los tratamientos hidrotermales conseguimos una relajación muscular, mejorando así muchos tipos de dolencias”.

 

Contraste frío/calor

El principio básico del termalismo es el contraste del frío y el calor. Por un lado, el frío contrae el cuerpo, y por otro, el calor dilata los distintos órganos y proporciona lo que se denomina sudoración pasiva por la que se eliminan toda clase de toxinas perjudiciales para la salud.
 

Este es el motivo, según explican, por el que la temperatura es un tema esencial en la realización de un circuito hidrotermal. Las temperaturas más adecuadas para cada tipo de equipamiento son:
 

  • En la Piscina de Hidromasaje: a 34º C/ 36º C (En los centros tengan una sola piscina de agua, ésta debe estar a 36º C). 
  • Piscina de Tonificación a 10º C. 
  • Piscina de Relajación a 38º C. 
  • Terma Romana a 50º C y 75% de Humedad Relativa. 
  • Baño Turco a 45º C y 99% de Humedad Relativa. 
  • Túnel de Agua Fría a 8º C. 


Tensiones musculares

Durante un circuito spa “los chorros actúan, principalmente, estabilizando la temperatura corporal gracias a su acción sobre capilares, venas y vasos linfáticos. Estos, con una temperatura ascendente resultan eficaces para combatir tensiones musculares. La fusión de temperatura y movimiento logra producir relajación muscular, sedación, disminución de las contracturas musculares y activación de la circulación”, indican desde la asociación.


Otro beneficio es que aporta una relajación psicológica y, como consecuencia, un estado de bienestar general capaz de eliminar el estrés. También prepara la piel, aumentando la hidratación, relajación, efectos reafirmantes, desintoxicantes, remineralizante y peeling.
 

Mejor circulación

Los especialistas de la Asociación Española de Wellness Spa aseguran que “en el transcurso de la vida la circulación de la sangre va depositando una serie de sustancias produciendo a la larga el endurecimiento de las arterias que, unido a otras circunstancias, ocasionará la elevación de la tensión arterial. Con el ejercicio de dilatación y contracción, esos materiales se soltarán y serán eliminados a través de la orina con lo que se habrá obtenido, entre otros beneficios, la mejora en las condiciones físicas del usuario”.


Algunos de los pasos de un circuito de spa incluyen reflexología podal y los masajes en las pantorrillas con los chorros de agua pulverizada bitérmica. 

 

 

Los expertos aseguran que la terapia termal propicia la recuperación de pacientes con problemas de movilidad

Faro de Vigo. Manuel Méndez. 13.05.2014

 

Ya se había hablado en otras ocasiones sobre las propiedades curativas de las aguas mineromedicinales y de los peloides (fangos termales) aplicados en caso de enfermedades graves de la piel y/o programas como el de lucha contra el hábito de fumar. Pero es que la balneoterapia también está especialmente indicada para tratar a personas que padecen problemas de movilidad, ya que al parecer consiguen una rehabilitación mucho más rápida. Evidentemente, esta circunstancia hace de la terapia termal una "medicina" especialmente recomendada para las personas mayores, y particularmente para aquellos que presenten problemas como la artrosis.
 
Accidentes y cirugías

Pero eso no es todo, ya que la balneaoterapia puede convertirse en un tratamiento indicado para aquellos que sufrieron un accidente o se sometieron a alguna cirugía, pues en todos los casos descritos este tipo de tratamientos mineromedicinales aceleran la recuperación del sistema óseo y muscular.
 
Así lo consideran los expertos, y así quedó puesto de manifiesto en la sesión de trabajo dirigida a futuros facultativos que ayer impartieron en Santiago la Cátedra de Hidrología Médica de la Universidad y la Asociación de Balnearios de Galicia.
 
Una de las ponentes, y la que más incidió en la importancia de la terapia termal para el tratamiento de las enfermedades reumatológicas y de la piel, fue Marta Arribas, la directora del área médica del balneario perteneciente al hotel Hesperia Isla de La Toja, en la isla grovense de A Toxa.
 
Al referirse a las propiedades termales ante dolencias del aparato locomotor, tanto si son reumatológicas como musculares, la especialista Marta Arribas indicó que afamadas aguas como las de A Toxa "favorecen la movilidad de las articulaciones y ejercen una importante acción analgésica y antiinflamatoria", logrando una sustancial mejoría de la musculatura y la circulación.
 
Esto es posible, aclara Arribas, porque "el tratamiento termal con agua caliente, unido al efecto físico de los chorros y de las burbujas en las articulaciones, ayuda a que se desinflamen y se alivie el dolor".
 
Esto es tanto como decir que "el agua termal acelera la rehabilitación, pues el cuerpo pierde peso dentro del agua y los músculos se mueven con mayor agilidad".
 
Como se explicaba anteriormente, y en ello incidió ayer la médica Marta Arribas, los peloides de A Toxa y los tratamientos a base de barros termales de que disponen en instalaciones como las del Hesperia consiguen "resultados muy efectivos" en todo lo relacionado con las dolencias de la piel, y particularmente en el caso de la psoriasis, el acné y la dermatitis atópica, puesto que "ayudan a limpiar la piel y disminuyen el picor asociado a las mismas".
 
Ver noticia en Faro de Vigo